miércoles, 20 de septiembre de 2017

lunes, 18 de septiembre de 2017

118

Lo intenté con una médica de familia.

Me dijo que le gustaba pero que no podía tener nada conmigo.

Le pregunté el porqué.

Me contestó que porque TENÍA EL CUPO LLENO.


miércoles, 13 de septiembre de 2017

117

Me dijo el niño en la consulta que le habían dado en el hipermercado tres euros en corticoles. 

Yo le dije que le iba a dar a su padre tres euros en corticoides. 

martes, 12 de septiembre de 2017

116

Ella pintaba y yo escribía. 

Nos despertábamos juntos por la mañana y hacíamos re(tr/l)atos. 

lunes, 11 de septiembre de 2017

115

Le gustaba drogarse en las bodas. 

Pasaba el camarero y ofrecía para repetir. 

Ella decía que prefería TRIPItir. 

jueves, 7 de septiembre de 2017

martes, 5 de septiembre de 2017

lunes, 4 de septiembre de 2017

jueves, 31 de agosto de 2017

martes, 29 de agosto de 2017

viernes, 25 de agosto de 2017

LOTRO DÍA TE VI EN UNA CHINA.

Hacía mucho que no te veía y me preguntaba dónde andabas.

Al principio no estaba seguro, pero me fijé bien; al igual que tú ahora entorné los ojos y me di perfecta cuenta de que eras tú, pero en china.

Para mí había pasado una eternidad desde la última vez, quizá para ti no tanto, porque te regías por el calendario chino.

Quedé tranquilo, pues ahora comprendía que tu ausencia era porque te habías ido muy lejos, a la CONCHI n’ CHINA.

No te dije nada, porque yo no hablo chino y supuse que tú ya no hablabas castellano.

Esto fue lo que pensé cuando miré las letras chinas que llevabas tatuadas en la muñeca con tinta china. Siempre me habías dicho que significaban mi nombre, pero ahora, en tu versión china, llevabas el mismo tatuaje en el mismo lugar, pero esta vez en ortografía hispánica, y la traducción que resultaba no era mi nombre sino el de otro tío jj.  Creo que me contaste un cuento chino para engañarme como a un chino.

Te seguí un poco y te dirigiste a un bar de ésos que han cogido los chinos, en el barrio chino. Te pusiste detrás de la barra y yo entré. Como los pinchos que tenías no me los creí te pedí una naranja de la china y una jarra de cerveza. Me pusiste un jarrón chino y un(a) mandarin(a).
   
Esos bares son muy graciosos porque realmente un bar de barrio en el que se sirven cañas de cerveja y aceitunas es un emblema nacional máximo. No hay nada más español, en el sentido clásico y cutre, que eso. Y son personas tan diametralmente opuestas a lo que significa lo “español” como los chinos los que están ocupando esos lugares jjj. Hasta ahora habíamos visto a los chinos falsificar muchas cosas, pero nunca un bar español.

Entró otro cliente y le pusiste una cocacola sin vaso y después de un rato te dijo algo por lo bajini y le pasaste una china.

Otro te pidió un pincho de patatas bravas, y como era muy mayor y no tenía dentadura se lo pasaste por el chino.

Uno se encendió un cigarro dentro y cuando aquello comenzó a oler me di cuenta de que era un chino y que ibas a tener problemas en ese trabajo. Que te habías pensado que podías trabajar ahí 14 horas porque te aplicaba la legislación laboral china y que se podía fumar droja en tu bar como en los fumaderos de opio de Pekín.

En efecto, un día leí en el periódico local que había entrado la policía y aquello había sido una escabeCHINA, porque habían entrado disparando como en TianAMÉN.

Evidentemente te metieron en el talego y fue una tortura china para ti. Fumabas y escupías en la celda para reivindicar tu identidad y los funcionarios de prisiones te llamaban coCHINA. Andabas como loca por el patio intentando hacer la Larga Marcha. Mirabas hacia arriba y veías la Gran Muralla China que te separaba de la realidad.

Me decías que leías mucho porque estabas haciendo la Revolución Cultural. Y utilizabas la excusa para no comunicarte conmigo de que te habían capado el Internet.

Te llevé una bufanda de porceLANA CHINA para que pudieras soportar mejor el invierno. Me hice pasar por un rollito de primavera para intentar que nos viéramos en un vis a vis.

Creo que te cansaste de aquella personalidad transnacional y comenzaste a pedir asilo político porque (te) (ex)PORTABAS bien.

Le dijiste a su señoría que eras como Hong Kong. Que habías pasado unos años como China pero que querías volver a ser europea.

Creo que te lo concedieron y que volviste a ser española.

No te he vuelto a ver.

jueves, 24 de agosto de 2017

miércoles, 23 de agosto de 2017

106

Se dedicaba a hablar mal de mí todo el tiempo, por eso todo el mundo me conocía en el hospital.

Me diFAMAba. 

lunes, 21 de agosto de 2017

jueves, 17 de agosto de 2017

miércoles, 16 de agosto de 2017

jueves, 27 de julio de 2017

sábado, 22 de julio de 2017

BARRERAS

Hay un montón de barreras entre tú y yo.

Nos separa un abismo abisal y oceánico: el Atlántico. Una dorsal, como tu columna.

Algunas de las barreras que tenemos son lindas, como las de coral.

A veces no me escuchas, con lo que queda entre nosotros la barrera del sonido.

Lo que no tenemos son barreras lingüísticas jj.

Puede pasar que te limite la accesibilidad a mi persona, con lo que te pongo barreras arquitectónicas.

Algotras veces las colocas tú, estratégicamente, como un portero en una falta. En una falta de tu menstruación. Me olvido de ponerme el anticonceptivo de barrera y terminamos casándonos de penalti.

En ocasiones quedo retenido en el paso a nivel, cuando ha bajado la barrera, y me pilla el tren y el toro sin que yo pueda hacer nada por evitarlo.

A mí lo que me realmente me gustaría es que el destino fuera haciendo él solo su trabajo, y ver los toros desde la barrera.

Me pusiste un huevo de barreras de entrada en tu mercado, pero una vez en tu interior ejerciste el monopolio; a continuación me colocaste las barreras de salida.

Me acuerdo lo divertido que fue jugar a saltarme tus barreras de seguridad jj.

Tenía claro desde un principio que lo que tenía que hacer era conquistarte el celebro, así que tuve que franquear tu barrera hematoencefálica.

Una vez que superé la barrera psicológica del primer beso todo fue rodado. 

viernes, 14 de julio de 2017

jueves, 13 de julio de 2017

98

Me preguntó que qué PRETENSIÓN tenía. 

- Ciento treinta y cinco milímetros de mercurio - le contesté-. 


miércoles, 12 de julio de 2017

domingo, 9 de julio de 2017

HOMBRES CON PELUQUÍN

Llevas peluquín
y se te nota un huevo.

No somos nuevos.

Aún sí
no te comes un colín.

Al revés.

No hago más que imaginarte sin él.

Pienso en tu calva debajo,
del tacto del estropajo.

Con todo ese daño solar,
y eso que no sales del bar.

Trabajas vendiendo cosas
o estás el paro,
tú no pasas por el aro,
o nadie sabe a qué te dedicas,
a ver si nos lo explicas.
A veces has sido camarero,
en el extranjero.

Tienes miedo de un vendaval,
que te deje como un carcamal.

O que te la juegue un gracioso,
eso te pone nervioso.

Eres un hombre oscuro,
sin pasado ni futuro.

Viste lo de Carrillo
y pensaste que iba a ser sencillo.

No tomaste la finasterida,
y ahora eres una causa perdida.

miércoles, 5 de julio de 2017

96

Le pedí a mi dentista la historia clínica porque me trasladaba de ciudad.

- Toma, aquí tienes tu expeDIENTE - me dijo-.

martes, 4 de julio de 2017

95

Se pasó toda la mañana en la comisaría para renovar el DNI, por no pedirlo con antelación por Internet.

PobreCITA - le dije -.

94

Se sentía culpable por la muerte de su padre y quería lavar la conciencia.
Hacía pompas fúnebres y de jabón.

domingo, 25 de junio de 2017

lunes, 19 de junio de 2017

martes, 13 de junio de 2017

viernes, 9 de junio de 2017

jueves, 8 de junio de 2017

81

Me preguntó que qué sentimiento tenía hacia ella. 

- ReSENTIMIENTO - contesté-. 

miércoles, 7 de junio de 2017

80

Dicen los médicos que los medicamentos son como una droga. 

Mi preferido es el SPEEDifen. 


lunes, 5 de junio de 2017

79

Le dijo la moderna que no le estaba ignorando. 

Que sólo le mostraba INDIEferencia. 

viernes, 2 de junio de 2017

78

Le pregunté su nombre y salió huyendo. 

Me dijeron que se llamaba EVA. EVAnescente. 

miércoles, 31 de mayo de 2017

77

Me gusta Brasil. Me gusta la Argentina.
Su NATURALeza. Su maleza.
Tu MATA ATLÁNTICA.

jueves, 25 de mayo de 2017

martes, 23 de mayo de 2017

71

El médico preguntó a la familia el porqué de la desnutrición y la deshidratación del paciente. 

- EscaSED - respondieron-.

lunes, 22 de mayo de 2017

ME FOLLASTE EN EL COCHE DEL SACYL.

Follamos en el coche del serVICIO autonómico de salud.

Tenías la regla.

Quedó el asiento de atrás perdido.

Me dijeron que qué coño era eso.

Les dije que tuvimos una urgencia.

Les dije que tuve que trasladar de urgencia al hospital a un politraumatizado que encontré en la calle. 

70

No me quiso decir su nombre de primeras.
Me dijo que lo haría PAULAtinamente.

jueves, 18 de mayo de 2017

miércoles, 17 de mayo de 2017

martes, 16 de mayo de 2017

COMUNISMO LIBERTARIO

Nos conocimos en Barna en Mayo del 37, cuando quisieron desalojarlas del edificio de LA Telefónica.

Entramos con un destacamento de colaboración esa misma mañana, y ocupamos lo primero las salas de máquinas. Comenzaron a llegarnos armas para repartir. Enseguida bajaron ellas y empezaron a gritarnos y a invitarnos a que nos fuéramos, con muy mala hostia.  

A mí me sorprendió por su virulencia y le pregunté a Santi que quién era. Me dijo que se comentaba que era ella la que había cortado la conversación entre Azaña y Companys, porque la CNT controlaba y espiaba las comunicaciones telefónicas de la Generalitat, irrumpiendo entre los dos y diciendo que “las líneas debían usarse para cosas más importantes que la conversación entre dos presidentes” jjj. También decía que una vez la habían visto tomando café con Federica, antes del Ministerio.

Como nosotros nos achantamos y ofrecimos una disposición conciliadora, enseguida nos reclutaron para bajar a la segunda planta al rellano, porque se estaba liando ahí contra el departamento de censura del Gobierno autonómico.

La recuerdo asomándose por una esquina, y el retroceso brutal del Mauser que disparaba, que apenas podía sofocar.

Yo me acojoné y pasé aquel rato disimulando que hacía algo, pero lo que únicamente esperaba era que la algarada se diluyera.

Cuando los censores del PSUC bajaron los brazos, agarró a uno del gañote y le sacó de muy malas maneras hacia la escalera. Según avanzaba por el pasillo, casi asfixiado, el tipo me miró con los ojos prácticamente en blanco y pude reconocer al Martí, con el que yo había compartido algunas asambleas antes de pasarme al POUM, cuando comenzaron las purgas y el autoritarismo soviético en el partido, inspirado por lo que se estaba haciendo allá en la URSS.

Le tiró a los brazos de otros compañeros y agarró violentamente el mío. Me empotró prácticamente contra el ascensor: Vamos, melenitas – me dijo. Me hizo gracia su atrevimiento de llamarme así, que no me conocía de nada. Subimos a la cuarta planta y asomando el rifle por entre el final de la persiana pegó unos tiros al aire, con lo que logró que gran parte de la multitud agolpada en la plaza se dispersara.

Salimos del edificio aprovechando que el tapón humano había cedido y nos metimos en un blindado que le esperaba. - Nos vamos a la barricada, melenitas – me dijo-. Al parecer necesitaba a alguien que le cubriera la retaguardia, porque se preveía movimiento.
 
La CNT controlaba el sector oeste de la ciudad y había que poner en sobre aviso a milicianos en los suburbios bajo su mando. Recuerdo que el vehículo circulaba a toda velocidad, y en un momento ella abrió una ventanilla, porque el sonido de los disparos había cesado hacía rato ya. Tenía el pelo moreno, largo y rizado. Ondeaba al viento y podía olerlo cuando se estampaba contra mi cara. Olía a una mezcla racémica de pólvora y coloña.

Aquella tarde recorrimos las líneas de la CNT para organizar lo que se temía iban a ser unos días de enfrentamiento.

Aurora era de Burgos, zona nacional antes incluso de que existieran los nacionales jjj. Había trabajado en el comercio y había transitado de las ideas y la forma de vida anarquistas hacia el libertarismo. Se había ido desplazando hacia el norte de manera sincrónica a los movimientos  de Durruti, y había sido influida y atrapada en la órbita de Los Solidarios, grupúsculo.

Yo era de Madrid y había transitado hacia Catalunya también, y de la misma manera, del comunismo institucional y de aparato del PSUC cuando estalló la Guerra Civil al POUM después, motivo por el que fui odiado fuertemente por el Politburó del primero.

En aquel día, el 3 de Mayo de 1937, todo confluyó: el tiempo y el espacio (político).

Aurora y yo nos parecíamos en todo pero no nos parecíamos en nada. Para ella la política era un trasunto de la vida y para mí la vida era un trasunto de la política. Para ella los valores de la libertad, la creatividad, lo complejo, los colores, los matices, las discusiones interminables, la acción directa, la autogestión, el desde abajo.

Yo había sido educado en la disciplina del partido, en la austeridad marxista, los espionajes y la purga, el desde arriba, la vanGUARDIA del partido que iba a ser el que iba a hacer la revolución, el por cojones y sobre todo había mamado desde joven la clandestinidad. Tenía ahora un problema muy grande y es que no podía vivir una vida en A, una vida normal, porque a mí me ponía mucho la clandestinidad, ya no sabía vivir de otra manera. Si no había nada clandestino que hacer me lo inventaba jj. También la estrategia y tacticismo, concepto tan leninista. Si todo era normal, que había que hacer algo que te salía solo, yo aplicaba estrategia, aunque fuera para terminar haciendo lo mismo jj.

Aquella tarde fuimos a ejemplificar la historia reciente de la izquierda española en los tiempos de la Segunda República y la rebelión militar, y sus conflictos para gobernar la vida política y/o social en el contexto del enfrentamiento al enemigo fascista, que era lo principal pero que siempre parecía lo último y menos importante. Un crisol lleno de matices entre los dos, en el que nos unían más cosas de las que nos separaban, pero en el que estábamos dispuestos a llevar nuestras ideas hasta las últimas consecuencias aunque eso nos enfrentara. A la vez nos queríamos y nos respetábamos por encima de todo. Fuimos capaces de lo mejor y de lo peor todos aquellos años inolvidables, aunque finalmente trágicos. El principio de siglo de las grandes ideologías, las grandes pasiones políticas. No se podía otra cosa sino militar, y por consiguiente nos convertimos en milicianos.

Dentro de nuestras diferencias había un hilo rojo que nos unía, un cemento que nos servía de amalgama: Leon Trotski. Él fue capaz de rePRESENTAR una alternativa al centralismo burocrático estalinista e inspirar en España una alternativa revolucionaria a lo que se denominaba las fuerzas de gobierno, inmóviles y finalmente representantes políticos de la clase burguesa. Al movimiento democrático-liberal en España le crecía por la izquierda una fuerza anarcosindicalista.

Y ahí, en los sucesos de Mayo, en el edificio de la Telefónica, el día 3, todo cristalizó. Y ahí, entre ella y yo, tuvo lugar la conjunción de dos derivas que iban a parir un movimiento que soñaba que las cosas podían ser de otro modo.

A Trotski, ironías de la vida, le acabó asesinando un militante del PSUC en México, partido incrustado en la representación institucional contra la que luchamos aquellos días.

Esa noche terminamos amándonos en el suelo del blindado. Cuando me di cuenta me había colonizado el celebro y el corazón aunque no lo supiera ver en un primer momento, como al Gobierno le había estallado una sublevación militar el 18 de Julio y se empeñaba en repetir que la situación estaba bajo control jjjj.

Alumbramos un nuevo rumbo de la política y de la historia desde nuestras posiciones de origen: la del Comunismo Libertario.

A la mañana siguiente me desperté en el vehículo de asalto y ya no estaba. No volví a saber de ella.

Las grandes epopeyas y las grandes pasiones siempre terminan con un desgarrador acto final, que hace que todo vuele por los aires. Por eso me supo tan mal aquel final tan doméstico y vulgar.

El Santi intentó averiguar y pensaba que podía haber estado en el Valle de Arán en el 44 y luego incluso haber seguido en el maquis, pero que se retiró enseguida por sus diferencias con el PCE.

jueves, 11 de mayo de 2017

martes, 9 de mayo de 2017

66

Era un poeta de mundo(s).
Por eso creaba uniVERSOS a su medida y rima.
Los días pares consonantes, los impares asonantes.
Y el séptimo día descansó.

lunes, 8 de mayo de 2017

sábado, 6 de mayo de 2017

LA CASTILLA Y LEÓN VACÍA.

Sergio del Molino y un programa de Salvados ilustran la realidad de la “España vacía”, una parte del país despoblada y atrasada en muchos aspectos con respecto a la España urbana.

Esta realidad, consideraciones nacionales aparte, es compartida por otros muchos en distintos continentes.

Lo demográfico y lo sociológico nos lleva invariablemente a lo político.

En algunos países esta fisura está siendo muy explotada en términos electorales (Trump, Le Pen). El discurso crea la realidad o la realidad crea el discurso (o ambos) de una población rural resentida y enfadada con el sistema, que les excluye.

Es fácil ver que esta estrategia es exportable a nuestro país, con matices. ¿Por qué no está siendo el caso?

Tomemos el ejemplo de Castilla y León, España profunda y vacía. Unas hipótesis.

Este descontento no puede ser capitalizado por la derecha, que lleva décadas en el poder y ha contribuido claramente a perpetuar esta dualidad.

Lo ideal sería que fuera la izquierda la que lo hiciera, máxime cuando es el mismo capitalismo el que por tendencia natural concentra la fuerza de trabajo y las infraestructuras en la ciudad y abandona al medio rural.

La izquierda cuenta con el inconveniente del sesgo conservador del medio rural, multifactorial (edad y otros). Este sesgo es cuestionado por algunos autores.

Es la oportunidad para unas fuerzas progresistas con unas buenas estrategias populistas, apelando a las emociones (el arraigo, las tradiciones, los antepasados, la emigración campo-ciudad), construyendo bien los antagonismos en el sistema capitalista y no en la España urbana.

Si logran conectar con esta realidad maximizarían sus posibilidades electorales y quizá, mucho más importante, conseguirían abrir una grieta desde donde cambiar el signo político del medio rural, tan decisivo en el reparto electoral, pues la Ley Electoral se diseñó potenciando el peso rural, tradicionalmente conservador. 

viernes, 5 de mayo de 2017

martes, 2 de mayo de 2017

LLO SERÍA UN PERFECTO DROGADICTO.

Cumpliría con todas las obligaciones y la liturgia. Llegaría puntual a la cunda.

Con unos ingreDIENTES bien aliñ(e)ados: impulsividad, obsesión, cíclico vacío existencial, necesidad de emociones nuevas... me engancharía muy bien a la droja.

Disfrutaría con cada subidón y me ilusionaría con la siguiente dosis.

Tendría amigos de mentirra y compañeras de consumo que las haría novias CAMAradas.  

Me estremecería con cada pico (de ziebre).

Tendría una época oscura, un hijo ilegítimo. Volvería y naide sabría en qué he estado. Me haría con un discurso bizarro que proclamaría a los cuatro vientos, y todo el mundo se miraría seguro de que no llevaba razón.

Estaría todo el día de aquí para allá y llenaría mi vida de las tareas habituales que generan los problemas.

De esta gente que tiene una vida normal y no puede vivir en paz, que se comienzan a inclinar a algo: a las tragaperras, al alcól o a cualquier otra cosa oscura y la lía parda, destruye todo.

Pillaría la ipatitis, el estafilococo meticilín resistente y tendría bacterriemias.

Tiraría por una ví(d)a parenteral.

Tendría enfermedades y sentimientos oportunistas.

Me bajaría a la Cañada, a las Llamas, a Buenos Aires, a Valdemingómez, al Alemao, a Constitución, al Moro.

Sacaría chepa y andaría deprisa.

63

Se hizo su CAMArada con el secreto propósito de dormir con ella.

lunes, 1 de mayo de 2017

viernes, 28 de abril de 2017

jueves, 27 de abril de 2017

60

Querían destituir al presidente en el Parlamento sin los apoyos suficientes.
Iba a ser una locoMOCIÓN de censura.

miércoles, 26 de abril de 2017

PROTECTORES

La izquierda se ha pasado veinte años despotricando (acertadamente, en mi opinión) contra la globalización y el libre comercio, intentando señalar sus dos principales inconvenientes: la generación de desigualdades y la deslocalización de las empresas. Lo han hecho en las instituciones cuando han estado en la oposición (no en el gobierno, con contadas excepciones) y lo han hecho en las calles y en los foros de discusión internacional.
Ahora resulta que llega la extrema derecha (Trump, Le Pen), y aunque está claro que hacen un ejercicio de contradicción y cinismo supremo, succionan ese discurso y lo reformulan, diciendo claramente: vamos a gobernar nosotros y apostamos por el proteccionismo, por los aranceles y las cuotas a la importación, por no deslocalizar las empresas y por aumentar el mercado interno, de consumo y de trabajo.
Nos comieron el pan. Es como cuando te has estado “trabajando” a un chico o una chica toda la noche y en el último momento, aprovechando el Estado Favorable que has creado, llega otro u otra y te l@ levanta.
La izquierda, titubeante, no se atreve a hacer este nítido discurso suyo después de 35 años dando la matraca; lo más que ofrece son tímidas políticas económicas expansivas, keynesianas, en el contexto de la economía de mercado.
¿Por qué?
¿No es ahora el tan esperado momento de poder ofrecer una alternativa en política económica, aunque sea tímida y pequeña, aunque reformadora no rupturista? Esa alternativa que, con razón, siempre se han lamentado de ser difícil de imaginar.
¿No se llevaría la izquierda el caudal de votos que se está apuntando el enemigo al movilizar al ingente electorado que vota por estas políticas?

59

Utilizó para atraerle toda su arPILLERÍA pesada.

martes, 25 de abril de 2017

jueves, 20 de abril de 2017

martes, 18 de abril de 2017

domingo, 16 de abril de 2017

viernes, 7 de abril de 2017

52

No sabían qué nombre poner al niño hasta que se dieron cuenta de que iba a hipoteCARLOS.

jueves, 6 de abril de 2017

martes, 4 de abril de 2017

COMUNIDADES DE VECINOS

Entramos en el piso hace 25 años o así.

Los cimientos, las tuberías y los habitantes nos fuimos haciendo viejos.

Las pieles agrietándose y arrugándose como las paredes.

Los cuerpos desconchándose.

Algunos nos fueron dejando, vimos aquella decadencia penosa y lenta. El coche del médico aparcado frente al portal, subido de mala manera a la acera.

Un muerto en un edificio siempre se recuerda mucho más, no se sabe bien por qué.

Cogiendo el ascensor, mirando en el buzón, saludando al entrar o al salir.

Las comunidades de vecinos y los bienes y males inmuebles se encargan de preservar su memoria con mucha eficacia.

Otros un día enderrepente aparecieron enfermos.

Comenzaron a rayar la pintura de la puerta del ascensor al pasar con la silla de ruedas.

Los has visto desde siempre vigorosos y un día comienzan a aparecer con un problema de salud físico aparente. Y no se sabe bien si preguntar o no qué les sucede.

En el edificio hay gente que todos los vecinos hemos entrado en sus casas, otra que siempre se sospechó que se dedicaban a algo ilegal, porque de ellos nada se sabe.  

En el edificio no se puede disimular nada. Ni las crisis de pareja, ni los conflictos domésticos, ni los abandonos del hogar, ni los gemidos del folleteo, ni las mudanzas.

Aunque vengan nuevos vecinos a un piso, en la mente siempre quedarán los moradores originarios. Uno se va de Errasmus o de casa y cuando vuelve como el hijo pródigo han cambiado algunos vecinos, como cambian algunas tiendas y bares en el centro de la ciudad.

En el edificio siempre hay uno que hace las prácticas de Derecho en la Junta de Vecinos y que se sabe de pe a pa la Ley de Propiedad Horizontal.

En el edificio siempre hay uno o dos pisos de estudiantes. Periódicamente, el tablón de anuncios se llena de las más variadas advertencias o prohibiciones siempre dirigidas disimuladamente a ellos.

Siempre hay una maruja, uno que no paga, una señora mayor a la que los vecinos le llevan comida y midicinas.

En el edificio no vimos nacer ni crecer a ningún ñiño. Los que entramos como ñiños o adolescentes nos fuimos del nido e hicimos la vida en otro lugar. A veces vienen los domingos algunos nietos. Los que se quedaron lo hicieron esperando silenciosamente la gentrificación, peor que la muerte.
    
En el edificio la gente cierra silenciosamente las puertas y las terrazas. Domicilian la cuota y los sueños. Se cagan en el IBI. Suspiran por un chalé o un piso en la playa.

Aman, ríen, cantan, se duchan, tiran de la cadena. Gritan cuando marca gol el Madrí.