lunes, 14 de marzo de 2016

AMIGOS DE POR LA NOITE (DE POR LA NOCHE).

Siempre me ha parecido muy bonito y curioso lo de los amigos que se hacen por la noche cuando se está borracho. De entre todas las relaciones interpersonales no hay una que sea más fuerte a inmediato-corto plazo y más frágil en el medio plazo.

A veces no basta más que una mirada para comenzar a bailar y dar tumbos juntos mientras llegas a un grado de proximidad corporal que tardarías años en la vida real. Ese momento del contacto, por comportarse como un antagonista, encierra toda la magia en esta sociedad tan difícil, inhumana y aburrida que hemos construido en Europa.

Nadie recuerda de lo que hablan dos amigos de por la noite, así que se puede decir lo que se quiera sin ningún miedo a equivocarse o mentir… es como comenzar una vida apócrifa y nueva cada noite.

Cuando dos amigos se conocen de por la noite la relación comienza ya viciada, nunca mejor dicho, y es como cuando te dicen que una pareja se ha conocido en una página de contactos por Internet… que todo bien… pero que desconfías un poco y sin querer de la viabilidad de la relación. Esa frase de…se conocen de fiesta.

Se comparten taxis, cervezas de lata, litros de calimocho, cigarrillos, canciones de Sabina, portales, plazas, afterhours, dinero, bocadillos de rusito, antebaño de los bares, micciones… Se hacen presentes grandes pasiones… la amistad, el amor, la risa estruendosa, el llanto…

Es difícil imaginar una situación en la vida (aunque se trate en este caso de una vida artificial creada por el alcohol y por la noite) que llene más de significado la palabra fraternidad, salvo el caso de la izquierda política.  

Esos amigos que se van por fin para casa…brazo de uno en hombro de otro…brothers in arms…y que al día siguiente cuando se recuerdan vagamente en medio de la resaca saben que nunca se van a llamar… pero que esbozan una sonrisa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario